Shopping cart0 items€0

Comprar Viagra

€55.15

Citrato de Sildenafilo en 25,50 y 100mg

Aprobado por la FDA (EE.UU.) en 1998 y popularmente conocido como la «pastilla azul», Viagra fue el primer fármaco oral para tratar por primera vez y de manera eficaz un problema que cada vez afecta a más hombres en todo el mundo: la disfunción eréctil. Toda una revolución que ha mejorado de manera significativa la vida sexual de millones de parejas en todo el mundo.

Gracias a su principio activo, el Citrato de Sildenafilo, un comprimido de Viagra tomado unos 45 ó 60 minutos antes de la relación sexual esperada ayuda a conseguir erecciones suficientes y plenas para disfrutar de una vida sexual más satisfactoria. Conviene tener siempre presente que Viagra no surte efecto en ausencia de estímulos sexuales y que no ha de tomarse más un comprimido al día. Consulte a su médico para conocer si puede tomar Viagra y la dosis adecuada teniendo en cuenta sus necesidades y estado de salud.

Decantarse por Viagra de entre la gran variedad de productos que ha desarrollado y lanzado la industria farmacéutica desde 1998 supone elegir el producto estrella y el más solicitado para tratar los problemas de disfunción eréctil.

Al tomar Viagra, puede presentar efectos secundarios leves como dolor de cabeza, indigestión o secreción nasal. Aunque menos frecuentes, también pueden aparecer secundarios graves como alteraciones en el pulso cardiaco, de la visión (visión borrosa) o erecciones demasiado prolongadas y dolorosas (de más de 4 horas). En ese caso, busque asistencia sanitaria de inmediato.

AurograAurograOnly €0.59 for pillAdd to cartAurogra drug is used in men suffering from erectile dysfunction (vascular and nervous origin).

Sildenafil 25/50/100mg en España

Disfunción eréctil: descripción general

La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad continuada para lograr y mantener erecciones que permitan llevar una vida sexual saludable. Se estima que, por unas causas u otras, todos los hombres han experimentado un episodio transitorio de DE en algún momento de sus vidas. Para llevar a considerar esa incapacidad para lograr erecciones firmes un trastorno sexual ha de darse de manera continuada en el tiempo.

La disfunción eréctil puede afectar a hombres de todas las edades, aunque es cierto que el mayor porcentaje (52%) se registra en pacientes con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años. Vemos, pues, que más de la mitad de la población masculina mundial tiene problemas de manera constante para conseguir erecciones firmes y duraderas con las que iniciar o culminar el acto sexual. Aún así, solamente un 10% de los hombres que padecen DE acuden a especialistas para tratar sus problemas de erección, un porcentaje realmente bajo para el tan elevado número de pacientes que contempla este trastorno sexual. La vergüenza y el miedo al rechazo interfieren en la decisión de los hombres a la hora de poner sus problemas erección en manos de especialistas.

Siguiendo con los porcentajes, se estima que alrededor de un 70% de los casos de DE tiene su origen en agentes psicológicos causados por el cansancio, la fatiga, el estrés o la depresión. El 30% restante tiene su origen en causas orgánicas como la administración de determinados fármacos, tabaquismo, alcoholismo, hipertensión, altos niveles de colesterol en sangre, diabetes o arterioesclerosis, entre otras.

Se estima que el número de pacientes de DE ha aumentado en las últimas décadas y tiene previsto seguir aumento en las siguientes debido a las alteraciones que ha experimentado nuestro estilo de vida; llevamos una vida más sedentaria, hemos adquirido peores hábitos alimentarios y tendemos a ser más débiles psicológicamente por los cambios relacionados con el nuevo modelo social y económico en que vivimos hoy.

No todo son malas noticias: existen tratamientos más eficaces y fáciles que hace décadas para solucionar o combatir la DE. En la última década, la industria farmacéutica se ha hecho eco de los problemas de erección de los millones de hombres en todo el mundo para lanzar al mercado un gran abanico de posibilidades en cuanto a fármacos orales para la DE se trata. Sin duda, su especialista sabrá determinar cuál es el mejor tratamiento y la dosis adecuada para sus problemas de erección.